Skip to content

CULTURA Y VINO

Gastronomía

La riqueza gastronómica de la zona que ocupa la DOP de Jumilla es fruto del crisol de culturas que han impregnado su geografía y de la calidad de los productos que ofrece esta tierra. Platos consistentes, tapas que sorprenden al paladar y una repostería singular. Todo ello con la impronta que ofrece su aceite de oliva, y el sabor de sus quesos de cabra y sus vinos, ambos con Denominación de Origen.

Platos Tradicionales de Nuestra Gastronomía

Destacan el gazpacho manchego, cocinado con trozos de torta de harina de trigo sin fermentar, carne de caza y caracoles serranos. La gachamiga, es un plato de invierno, de gran valor calórico y arraigada tradición popular por su sencillez. Sus ingredientes son harina, aceite, ajos, agua y sal. El relleno o pelotas fue el plato tradicional del día de Navidad, que ahora se cocina en cualquier época: pan rallado remojado en agua o leche, hígado o magro picado, huevos, ajos, perejil, se cuece en forma de pelotas en el caldo del cocido, un festival de sabor.

Las empanadas de patata, muy consumidas en Semana Santa, se elaboran con una masa de harina, aceite, agua y sal, rellenándola con patatas fritas, atún, huevos cocidos, pimientos, piñones y perejil. Tampoco nos podemos olvidar del arroz y conejo con caracoles, el cabrito frito con ajos, las fritillas, el mortirigüelo, los michirones, el arroz con collejas, el conejo en patagorrina o el mojete.

Gazpacho

Un guiso caldoso tradicional cuya receta original se realiza con carne de caza como conejo, liebre o perdiz, aunque actualmente hay otras variantes cocinadas con otras carnes como el pollo.

Se elabora en Jumilla y también en Castilla-La Mancha, con la diferencia de que en este último le añaden pimiento.

El gazpacho jumillano es ideal para acompañar con uno de nuestros vinos tintos Monastrell DOP Jumilla.

Arroz y conejo

Un guiso caldoso tradicional cuya receta original se realiza con carne de caza como conejo, liebre o perdiz, aunque actualmente hay otras variantes cocinadas con otras carnes como el pollo.

Un vino tinto joven o crianza de la DOP Jumilla es ideal para acompañar este tipo de arroz autóctono de nuestra zona. Este tipo de vino también es idóneo para maridar con otros arroces acompañados de verduras y carnes blancas 

Caldo con pelota

Las tradicionales pelotas que antaño eran el plato de Navidad, pero se popularizó tanto que ahora se consume en cualquier momento.

El caldo con pelotas es ideal para acompañarlo con uno de nuestros excelentes tintos jóvenes DOP Jumilla.

CABRITO FRITO CON AJOS

Un plato muy recomendado para disfrutar cuando visitas los pueblos de la DOP Jumilla es el cabrito frito con ajos; lo podremos encontrar en prácticamente todos los restaurantes de la zona.

Esta carne es ideal para maridar con vinos tintos de nuestra DOP Jumilla, los Monastrell jóvenes, y también con paso por madera, y por supuesto crianzas y reservas!
¿A qué esperas para probarlo?

MICHIRONES

Los michirones son uno de los platos típicos de Hellín. Aunque no solo son recetas tradicionales de esta localidad, ya que también los podemos encontrar en la Región de Murcia. Su ingrediente principal es el haba. Es una comida que tradicionalmente se tomaba en el entorno rural, especialmente en las épocas de frío.

Un plato ideal para ser acompañado de tintos jóvenes Monastrell.

MIGAS

Las migas son un plato típico de la comarca de la DOP Jumilla. Forman parte de la gastronomía tradicional y son consideradas un manjar para los turistas que visitan la zona.

 Ideales para acompañar con nuestros vinos tintos. Buen cuerpo y sabor resaltarán la calidad de las migas, sean viudas (sin carne), o acompañadas de tocino y chorizo a la brasa. También se acompañan de cerezas en esta época, y de uvas, a partir de septiembre.

Pisto manchego

El pisto manchego es un plato hecho con verduras y huevo. Los ingredientes más comunes son pimientos verdes, pimientos rojos y calabacín, que pueden variar según la temporada, ya que el origen de esta comida radica en los campesinos que lo elaboraban según las hortalizas que ellos mismos cultivaban.

Perfecto para maridar con nuestros vinos DOP Jumilla

Atascaburras

El atascaburras es un plato típico de varias zonas de Castilla-La Mancha. Los ingredientes principales son la patata, el ajo y el bacalao. En los locales gastronómicos de la zona, suelen servirlo en pequeñas cazuelitas de barro decorado con rodajas de huevo duro, nueces y por supuesto, con un buen vino de la DOP Jumilla. 

Este plato es muy versátil y puede acompañarse tanto de vinos blancos, como de rosados y todo tipo de tintos, desde jóvenes del año hasta vinos de larga guarda

Perdices en escabeche

La perdiz escabechada es una de las especialidades culinarias más conocidas de Castilla-La Mancha. Es un plato que se sirve caliente o frío y como guarnición para acompañarlo suele servirse ensalada.

Al ser un plato que lleva vinagre, a la hora de maridarlo con un vino adecuado, lo ideal es escoger uno con toques ácidos: un vino blanco joven DOP Jumilla, sería una fantástica opción. De esta forma el sabor no se verá muy afectado y se podrán apreciar tanto la bebida como la comida.

Dulces típicos

La mayoría eran típicos de Navidad, y son conocidos como “frioleras”. Actualmente se elaboran y consumen durante todo el año. Los Sequillos, un dulce seco elaborado con una fina pasta de harina, huevos y aceite. Se decora por encima con un merengue de azúcar de baño y claras de huevo. Las Pirusas, se elabora con harina, huevo, aceite, anís y un baño de azúcar. Los rollos de vino, elaborados con una masa de harina, manteca, vino y azúcar, con una cubierta de azúcar y canela.

Los pasteles de anís, una masa de harina, aceite, azúcar y anís, que envuelve a modo de empanadilla, dulce de calabaza o cabello de ángel. Mantecados de almendra, con masa con harina, almendras, azúcar y yemas de huevo, rebozada con huevos batidos, azúcar y canela. Las cristóbalas, hechas con una masa compacta de almendra, azúcar, huevo y un poco de canela; las paparajotas y los suspiros son también verdaderas joyas de la repostería de la zona. Ni que decir tiene que esta gastronomía encuentra el maridaje perfecto con los vinos con D.O. Jumilla.

Quesos de la zona

El queso de cabra frito con tomate, es un queso fresco, elaborado con leche procedente de una raza autóctona, la Murciano-Granadina, se fríe en aceite de oliva y se sirve con tomate frito. Sabroso es también el Queso de Murcia al Vino, elaborado con leche de cabra de raza Murciano-Granadina pasteurizada y bañado en vino tinto. Tiene textura cremosa y elástica, sabor agradablemente ácido, poco salado y aroma suave. Y no podemos hablar de quesos sin mencionar el Queso Manchego, elaborado con ovejas de origen en Castilla-La Mancha, tiene un sabor fuerte y sabroso.

Queso de Murcia al Vino
Queso Manchego